LAS TRES CLAVES DEL ÉXITO DE SIMÓN BORRERO, CEO DE RAPPI

El Cofundador y CEO de Rappi dice que la suerte no busca a nadie debajo de las cobijas, que hay que saltar al vacío para encontrarla y que los problemas son oportunidades. Esos son algunos consejos del gestor que quebró cuatro veces antes de lograr convertir esta empresa en un éxito en Latinoamérica.

“En primer lugar, el mejor punto de partida para una empresa digital es conocer muy bien su negocio y la experiencia que tienen los usuarios con su producto o servicio. Solo de esta manera es posible identificar los problemas y encontrar la manera de resolverlos. A partir de este conocimiento, será posible pensar de qué manera innovar y hacer el producto más atractivo para las nuevas generaciones” dijo Borrero.

Aseguró que el principal obstáculo, en las compañías tradicionales, es la forma como toman las decisiones:

“Si desde arriba no se cree en lo digital, esa empresa nunca dará lugar a oportunidades y cambios”, mencionó.

Sobre los aprendizajes que ha tenido con las 7 compañías que han salido de Imaginamos, las cuales operan actualmente y son rentables, hizo énfasis en 3 herramientas para crecer como compañía. Primero, la posibilidad de experimentar, como la mayor herramienta para generar crecimiento. Segundo, probar nuevos modelos negocio o modificaciones a los modelos de negocio actuales, que les permitan presentar una nueva propuesta a sus usuarios. Y tercero, el enfoque, es decir no dejarse desorientar por diferentes oportunidades, sin tener antes bien claras cuáles son las que importan y generan beneficios. Estas tres herramientas, acompañadas del análisis, estudio y medición de datos nos permiten ver cómo se está comportando una iniciativa de negocio en el mercado y poder tomar acciones oportunas.

IDX - Rappi

En Rappi se toman las quejas de los usuarios muy en serio: “cada una de ellas, se convierte en un ‘insight’ que sirve para mejorar la forma en que prestas tu servicio. Por ejemplo, con las quejas sobre el estado del producto, nos hemos acercado al proceso desde que lo recogen hasta que lo entregan al usuario, y así hemos entendido mejor lo que está pasando, en especial con los productos que vienen de los restaurantes, hemos hablado con las otras compañías sobre los empaques y las presentaciones que usan para sus productos; de esta manera, hemos mejorado cómo el rappitendero manipula el producto…”.

La invitación de Bonilla es a experimentar, eso sí, siempre con enfoque pero con amplitud de miras. Dice que en todos los sectores de la economía se pueden encontrar oportunidades y cree que con un análisis a conciencia de cada oportunidad se puede evolucionar con ritmo, así como a través del perfeccionamiento de cada servicio que se presta.

Saliendo del caso de Rappi, hablamos sobre imaginar e innovar: “lo tradicional en las industrias es no darse la posibilidad de construir o imaginar, pero en una compañía como Imaginamos, donde un cliente llega dispuesto a invertir, dispuesto construir algo nuevo, nuestra compañía se convierte en un excelente vehículo para que las personas que trabajan aquí pongan a prueba esa capacidad de imaginar al mismo tiempo que ayudan a las empresas y te pagan por eso”.

Bonilla reitera que: “no hay nadie que no tenga la capacidad de ser creativo, pero los que mejor lo logran, son aquellos que conectan esa capacidad con el hacer, con los datos y con la información sobre la realidad”… con esta conclusión finaliza nuestro encuentro con este CEO que nos contó la inspiradora historia de una compañía en progreso, que ha tenido como principal insumo las tecnologías de la información y la comunicación junto a una visión muy aterrizada y dinámica de los negocios.

Fuentes:

  • Rappi
  • La República

Facebook

+9000

Instagram

151
SUBIR
Abrir chat
1
¿Necesitas información?
Hola, estamos conectados para ayudarte a comprar tu casa en Colombia desde el exterior ¿En que te podemos ayudar?
Powered by